¡Disfruté! Me encantó y lo que más rabia me dio es que se acabara. Me duró dos días y porque el primero decidí, a las 3 de la mañana, que tenía que dormir para madrugar. Ya la estoy recomendando, y va a ser mi regalo estrella…
 

Marta Herrero