Hacía tiempo que no leía una novela con tanta sustancia. Me está encantando. Sencillamente, irresistible

 

Ana Gamero